Lección Nº 602 La virginidad es un carisma que impone obligaciones.

Leccion Numero: 

602

Lección

No. 602 

La virginidad es un carisma que impone obligaciones.

 

  1. En la Espiritualidad Trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los hijos de la Hija de Dios, la virginidad es un carisma.
  2. Los carismas son dones depositados para el servicio y bien de los demás.
  3. El depositario de los carismas que no cumple con la misión recibida de servicio y bien para los otros, frustra el plan de Dios y perjudica a los otros, que son los destinatarios.
  4. Las dos infracciones señaladas, en las leyes penales de ustedes, tienen nombres específicos que les dan tipicidad: abuso de confianza, y hurto, la segunda.
  5. ¿Qué hacen ustedes con quien abusa de la confianza y hurta? ¿Verdad que lo envían a la cárcel y le condenan a pagar perjuicios y a sustituir lo abusado y lo hurtado?
  6. Mateo, en el capítulo 25, versículos del 1 al 30[1],hace memoria de la Parábola de los talentos, contada por Jesús, en las proximidades de Jerusalén. A primera vista parece injusta la decisión del dueño de la hacienda de quitarle el talento encomendado, a quien él llama "siervo malo y perezoso" y de meterlo en la cárcel o en las tinieblas exteriores; ¿pero no encuentran relación estrecha y lógica con el querer de la ley penal de ustedes con respecto al que abusa de la confianza y hurta?
  7. El depositario de un carisma, que no lo hace rentar, es un doble infractor que, con su acto, frustra el plan de Dios y perjudica a sus hermanos. ¿Lo entienden?
  8. El Carisma de la virginidad es un talento dado, de una manera especial, en la Espiritualidad Trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los hijos de la Hija de Dios, y genera obligaciones que son intransferibles, personales e ineludibles.
  9. No hacer rentar el carisma de la virginidad, para un hijo de la Hija de Dios, equivale a abusar de la confianza de Dios y a hurtar el bien depositado en favor de los hermanos o de la comunidad, que, en resumen, es: a) Salvación de cada hermano, en particular. b) Santificación (reconstrucción de la Iglesia) c) Consagración el mundo. Todo, como consecuencia de la particular, individual y personal santificación - perfección del depositario, debida a la acción de Jesucristo, en él por la virginidad.
  10. Ustedes, los hijos de la Hija de Dios, en esta Espiritualidad Trinitaria, nueva, novísima y novedosa, son responsables: a) De la salvación individual de sus hermanos. b) De la santificación de la Iglesia. c) De la consagración del mundo.
  11. Al ser salvados, deben salvar; al ser justificados, deben justificar; al ser servidos, deben servir; al ser amados, deben amar. Esto es, si Cristo está en ustedes, ustedes deben ser y hacer como Cristo.
  12. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.
  13. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.



[1] Así dice el manuscrito, pero la cita exacta es Mateo 25, 14-30. Así aparece al inicio del Acta

 

Undefined

Pages