Lección Nº 1.488 No se cansen de testificar a Jesucristo.

Leccion Numero: 

1 488

 

 

Lección

Nº 1.488

 

No se cansen de testificar

a Jesucristo.

 

 

1.       Jesucristo, con su modo de ser y de hacer, sin importarle el precio que tuvo que pagar, testificó a su Padre del Cielo, en tal forma que, quien lo ve a Él, ve al Padre; porque, Él, no se señala a sí mismo, sino al Padre. "Quien a mí me ve, ve a mi Padre".

 

2.       El verdadero testigo se identifica con su testimonio. Por eso es creíble.

3.      Un auténtico testigo no se puede desencarnar de su testimonio, porque en esencia, los dos son inseparables; porque son uno en sí, y, en ésto, está su fuerza.

 

4.      A un verdadero testigo no se lo puede separar de la verdad; porque en el instante que se logra eso, desaparecen juntos, el testigo y la verdad. Por esta razón, el verdadero testigo prefiere el martirio a su desidentifición.

 

5.      Testigo, mártir y cristiano son vocablos sinónimos para el verdadero seguidor de Jesucristo. Y, para los hijos de la Madre de Dios, esto es y debe ser fundamental.

 

6.      Oren, oren, oren...

       Oren siempre.

       Sean oración.

 

7.      Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes, Nuestra Señora de la Nueva Alianza.

 

 

 

 

Undefined

Páginas