Lección Nº 506 Ser peregrino es una lección que cuesta.

Leccion Numero: 

506

Lección

Nº 506

Ser peregrino es una lección que cuesta.

  1. Uno es ser turista y otro ser peregrino. La diferencia es de esencia y de forma. Está en los medios y en los fines. Se marca en el corazón y en la cabeza. Por eso son incompatibles. Francisco hijo de DIOS no es lo mismo que Francisco hijo de Pedro Bernardone. ¿Lo entienden?
  2. El turista es un ser lleno o rico, por lo mismo es poderoso y no tiene necesidad de lo que busca. Por eso no vuela; porque su medio y su fin se confunden con su propio poder, con el que humilla.
  3. El peregrino es indigente y vacío, como un niño; por eso tiene necesidades y se humilla. Eso le permite volar, porque su corazón no está encadenado a sus poderes.
  4. El turista vale, por lo que tiene. El peregrino por su propia miseria, la cual carece de valor y de poder al modo de los hombres.
  5. Dios no desprecia a los ricos económicamente; porque Él los ha creado y los ama; pero los invita a ser humildes.
  6. Ser humilde es aprender a ser virgen y ya saben lo que ello significa. Esto es: a que sean limpios y libres de todo lo que no es de DIOS.
  7. A los ricos y a los pobres económicamente Dios los quiere peregrinos en pos de Él, como María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.
  8. Si son peregrinos en busca de Dios, Dios, antes que ustedes vayan a Él, Él viene a ustedes para recibirlos. Él es Rey y ustedes en Él son reyes por su gracia y como a reyes los recibe.
  9. Dios no se mueve para recibir a los turistas; porque ellos tienen otros intereses. No obstante DIOS también espera a los turistas. Él espera que se hagan peregrinos. Esto es: que se despojen con humildad y con prudencia.
  10. Ser peregrino es una lección que cuesta, como todo aprendizaje.
  11. El precio de aprender a ser peregrino es la entrega del "yo" con todos sus ropajes, para admitir el "LO" de DIOS y el "tú" de los hermanos.
  12. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.
  13. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.
Spanish

Páginas