Leccion No 114 No se queden caídos, Resuciten.

Leccion Numero: 

114

 

Lección

Nº 114

No se queden caídos. Resuciten. 

  1. No se queden caídos. Resuciten.
  2. Resuciten cada vez que, por el pecado, estén muertos a la gracia.
  3. Levántense con renovadas esperanzas, cada vez que estén caídos, no importa la causa ni el peso de la culpa.
  4. No desesperen.
  5. Dios es fiel y quiere que vivan su resurrección todos, todos, todos. Los limpios y los sucios, los buenos y los malos.
  6. No condicionen, no limiten el amor, el perdón y la misericordia de Dios.
  7. Dios no perdona una sola vez; perdona siempre.
  8. Que no los retengan en sus caídas la clase, calidad y cantidad de pecados y maldades.
  9. A mayor caída, mayor fe, mayor esperanza, mayor seguridad confiada en el perdón y en el amor de Dios.
  10. Dios sabe que caerán todos, aun los más virtuosos, con increíble fragilidad y en los momentos menos esperados. No se asombren pues, de que Él, los está esperando y que los busca, para rescatarlos, sin descanso. Créanlo. Búsquenlo. Síganlo.
  11. No pequen más; pero si pecan, no se queden caídos, busquen a Dios para contarles sus torpezas.
  12. Cada vez que ustedes van a Dios, para contarle los fracasos de ustedes le dicen a Él, que lo hacen porque lo aman; porque solo Él tiene, para ustedes vida y palabras de vida eterna.
  13. Cada vez que ustedes, pecadores, le llevan a Dios sus pecados, llenos de confianza en Él, son vasos de misericordia, para Él. Ustedes sacian la sed de Dios y Él los agradece y les corresponde dándoles su amor y su amistad.
  14. Fíense de Dios. Búsquenlo a Él, en sus caídas, no importa cuántas veces lo hayan traicionado y de qué clase sean sus traiciones.
  15. Dios es amor. Dios es perdón. Dios es misericordia. Vengan, vengan, vengan a Él los caídos; los cargados de culpas; los traidores; los que, de Él, han renegado; los sedientos de perdón y de misericordia.
  16. Para eso: Oren, oren, oren... Oren, como ya lo saben. Sean oración.

 

Spanish