Leccion 4 Preparación Personal

Leccion Numero: 

4

 

 

Lección Nº 4

Preparación Personal

 

Primer Paso:

  • Ante todo hay que ser.
  • Nadie da de lo que no tiene.
  • Ustedes sean.
  • Por eso, dispónganse a ser, con una preparación adecuada.

    El método es:

  • Límpiense de culpa.
  • Hagan un riguroso examen de conciencia, cada uno en privado y en la presencia del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
  • Inviten a María Santísima la Inmaculada Concepción, a dirigirlos, con la asistencia del Espíritu Santo, señalándoles con esa luz, los males y raíces del mal que deben arrancar.
  • Confiésense, con el pastor que más confianza les inspire
  • Háganlo de modo general y, para ser limpios y dispuestos de verdad, como el campo que es despojado de malezas y arado.
  • Oren por sanación.
  • Cumplan estrictamente la penitencia que les sea impuesta.
  • Para esto, tengan una reunión preparatoria con el Curita Simple, quién también hará lo mismo que ustedes, para merecer.

    Segundo Paso:

    Reconciliados ya, hagan lo siguiente:

 

  • Reúnanse de nuevo. Ojalá presididos de otro guía. (Hablen con Severo).
  • Oren, como en la lección 3º, invocando la eficaz intervención y entrega del Espíritu Santo. Siempre precedidos por María Santísima, la Inmaculada Concepción.
  • Dispónganse, entonces, a ser realmente bautizados y llenos del Espíritu Santo.
  • Clamen y esperen con amor, cada uno por sí y todos entre sí, orando trinitaria y fervorosamente.

    Esto es: dividida la Asamblea o grupo, en células trinitarias de oración.

    Sin estos primeros actos cumplidos en ustedes, no darán pasos verdaderos y eficaces en mi Orden.

  • Hagan, pues, lo ordenado aquí y al modo dicho, lo antes posible.
  • Ojalá para la Ultreya de Villavicencio, ya hayan empezado y bendiciones reciban del Pastor.
  • Confiésate tú con él.
  • Ojalá también Jorge Alberto.

    Para todo esto los bendigo de modo especial, a fin de que puedan hacer según mi voluntad.

  • A partir de hoy, cada uno, en sí, ore, según la Lección 3, preparándose en sí, para ser limpio.
  • Todos deben ser limpios.
  • La limpieza individual de cada uno, limpia y dispone la Orden, para ser y a la vez limpia y dispone la Iglesia en la que debe ser.
  • Por hoy basta.

 

 

Bendiciones.

Bendiciones.

Bendiciones.

 

Firma JESUCRISTO

 

7,2 a.m

////

 AVE MARIA
  Gracia plena

 

 

Spanish