Lección No 74 Método personal de crecimiento.

Leccion Numero: 

74

Lección

No 74

 Método personal de crecimiento.

  • Oren.
  • Sean oración.
  • Vigilen.
  • No se alejen de mí.
  • Sean santos. Y, ser santos, se los he dicho muchas veces, es estar llenos de mí.
  • Sean llenos del Espíritu Santo, para ser llenos, total y absolutamente, del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, de la Santísima Trinidad, esto es, de mí, el que soy, el que somos, el Santo de los santos, el Uno y Trino, el Único, el que Es, el que somos, Dios, tu Dios y tu Señor. Amén.
  • Cree.
  • Crean.
  • Créanlo.

Bien estuvo ayer que, entre ustedes tres, mi pequeña célula trinitaria de esclavos de la Esclava de Dios, se pidieran perdón y que, luego, me pidieran, a mí, el que soy, perdón, en grupo e individualmente, en la confesión con el presbítero.

No se cansen de limpiarse a fondo, diariamente, a cada instante... No por escrúpulos, sino por limpieza y para crecimiento. Pídanse también perdón ustedes a ustedes mismos.

Para eso:

  • Oren.
  • En oración reflexionen, meditando, en la forma cómo ustedes usan de su cuerpo y de su alma.
  • Reflexionen, en oración, meditando, cómo sirven a su cuerpo y a su alma.
  • Reflexionen meditando, en oración, qué destino real les dan a su cuerpo y a su alma.
  • Reflexionen meditando en oración, si, para ustedes, el cuerpo y el alma de ustedes tiene una finalidad trascendental.
  • ¿Cual?...
  • Si, realmente, ustedes, cooperan con su cuerpo y con su alma, para que ellos alcancen esa finalidad trascendental.
  • ¿Cómo lo hacen?
  • ¿Sus hábitos y actos se encadenan y orientan a ese fin?
  • ¿Corrigen los actos y hábitos contrarios?
  • ¿Impulsan y estimulan los actos y hábitos buenos?
  • ¿Todos sus pasos, pensamientos, hechos y omisiones, se relacionan con esa finalidad?
  • ¿Lo hacen consiente y constante y permanentemente?
  • ¿Cuidan su salud física y espiritual en orden a este fin?
  • ¿Sus ejercicios, alimentos, distracciones, esfuerzos y rutinas, son acordes con este mismo fin?
  • ¿Tienen vicios nocivos a este fin?
  • ¿Esos vicios los estimulan con riesgo de su salud física y espiritual?
  • ¿Luchan contra ellos?...
  • ¿Cómo?...
  • ¿Hacen memoria de que la oración es el único medio seguro para eliminar sus malos hábitos?
  • ¿Recuerdan que la oración es el único medio, para diferenciar lo malo de lo bueno, por la fuerza irreductible del Espíritu Santo?
  • ¿Meditan periódica y constantemente en esto?
  • ¿Fuman?
  • ¿Beben licores o bebidas embriagantes con exceso?
  • ¿Abusan glotonamente de los alimentos necesarios?
  • ¿Se desenfrenan en el sexo?
  • ¿No descansan como deben?
  • ¿Son incontinentes?
  • ¿Son maniáticos de la continencia?
  • ¿Sus actos obedecen a hechos de vida o a ritos y manías rutinarias?
  • ¿Soy yo, el fin de la existencia de ustedes?
  • ¿En orden a mí, como el fin escatológico, modulan sus actos y orientan todos sus pensamientos, acciones y omisiones?
  • ¿Oran?
  • ¿Oran siempre?
  • ¿Oran en verdad?
  • ¿Oran, realmente, cuando oran?
  • ¿Oran para todo?...
  • ¿Oran por todo?
  • ¿Oran cuando deben?
  • ¿Oran, porque la oración los hace mis amigos?
  • ¿Se dan cuenta que no siempre oran cuándo y cómo deben?
  • ¿Oran para orar?
  • ¿Oran cuando oran?
  • ¿Oran después de orar?
  • ¿Oran porque no han orado?

Esto es:

  • ¿Se dan cuenta que no pueden hacer nada, absolutamente nada sin mí?
  • ¿Que, el único medio para que yo esté realmente en ustedes es dejándome entrar en ustedes, consiente y libremente?
  • ¿Que, para eso, el medio es la oración?
  • ¿Han meditado en todo eso?
  • ¿Lo hacen con frecuencia?...

Pues bien.

  • Háganlo.
  • Examínense.
  • Mediten.
  • Reflexionen.
  • No lo olviden. Ser amigo verdadero del Dios verdadero es un honor que cuesta.
  • Merezcan el honor. Pero, no olviden:

 

Solo DIOS basta.

Así:

3 palabras. Estas tres palabras:

SOLO DIOS BASTA

 

Y Dios, el que basta, está pronto a dar, a socorrer, a hacer.

Solo quiere la invitación de ustedes, consciente y libre.

Dios no quiere hacer nada sin el querer de ustedes.

Él respeta, por amor, la libertad de ustedes y, por eso, por amor, nada, ni siquiera la felicidad les da en contra de la libertad de ustedes.

 

  • ¿Quieren ser libres?

Oren.

Inviten orando a Dios a hacerlos libres y, Él, los hará libres.

  • ¿Quieren paz?

Oren.

Inviten orando a Dios, a darles paz, su paz, y Él, les dará paz, la paz, su paz.

  • ¿Quieren felicidad?

Oren.

Inviten, orando, a Dios, a darles su felicidad y, Él, les dará felicidad, su felicidad. Los hará felices. Todo lo que quieran, para el bien de sus cuerpos y sus almas pídanlo en oración, humildemente y Dios les dará lo que a ustedes, en el cuerpo y en el alma necesitan, en orden a su felicidad de ahora y permanente.

  • Sean prudentes.
  • Sean sabios.
  • Aprovéchense de Dios:
  • Oren.

 

Todo esto, es una lección monumental. Su observancia hará de ustedes hombres nuevos.

Bautícenla. Llámenla.

Spanish