Lección No 701 María es Corredentora

Leccion Numero: 

701

Lección

No 701

María es Corredentora

 

1. Hay un solo Redentor y ese Soy Yo: Jesucristo, el Salvador.

2. Mi Redención es única y excluye todo complemento. Es por mí y en mí.

3. En sentido estricto hay un solo Redentor: Jesucristo, el Salvador.

4. María es Corredentora, no porque le agregue nada a la Redención de Jesucristo; sino, porque, al aceptarla en su plenitud y desear cumplirla, en mi lugar, si era posible, quitaba todo obstáculo al plan de Dios, por parte de los hombres. Ella asumía el querer del hombre y, Dios, pudo consumarla sin violentar al hombre.

5. A ese querer que la voluntad del Padre, con respecto a mí, se cumpliera en Ella, haciendo pasar, si era posible el cáliz que Yo debía beber, horas más tarde; siguió la aceptación expresa de la maternidad que le propuse con respecto a ustedes, desde la cruz: "mujer: he ahí a tu hijo", Juan, en quien estaban inmersos todos los mortales, desde el primero hasta el último.

6. Por misterioso designio le es confiada la insinuación particular, a cada uno, de la Redención de Jesucristo; no porque, Ella, la administre; sino porque, Ella, la sugiere, como un buen vendedor.

7. La individualización de la Redención de Jesucristo, es, en buena parte, fruto de la corredención de María; quien se desvela mostrándola, para que sea aceptada voluntariamente por cada sujeto en particular.

8. Corredimir, en el caso de María, es sugerir con amor.

9. María ama y su amor persuade.

10. Muchos, sin el amor y sin las sugerencias sutiles de María, quedarían irredentos, no porque sea deficiente; sino porque Dios no la impone, por respeto a la libertad del hombre.

11. María no impone; pero sí sugiere, sutil, constante y amorosamente.

12. Oren, oren, oren...

Oren siempre.

Sean oración.

13. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

Undefined