Lección No. 610 Quien quiera venir en pos de mí nieguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.

Leccion Numero: 

610

 

Lección

No. 610

Quien quiera venir en pos de mí

nieguese a sí mismo, tome su cruz y sígame.

 

1. ¿A dónde los llevan las enseñanzas que les vengo dando? ¿A dónde creen que los llevan?

Píenselo, medítenlo, reflexiónenlo y saquen conclusiones por ustedes mismos.

2. ¿En las doctrinas recibidas hay algo que los aparte de mi única doctrina confiada al magisterio de mi Iglesia?

Piensen, mediten, reflexionen y saquen conclusiones por ustedes en sí.

3. Lo único -aparentemente nuevo-, en estas enseñanzas, es el estilo y el carisma: "la Virginidad".

4.  "Sean Vírgenes."

Esto equivale a vivir en la práctica la cita evangélica, con la que se inicia esta lección.

Esto es: vivan -en su pureza- el Evangelio.

5. El aporte de cada uno de ustedes, los fieles de esta Espiritualidad trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los hijos de la Hija de Dios, a la Iglesia, mi Iglesia, y al mundo, es, como María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes, la VIRGINIDAD, vivida y practicada, individual y comunitariamente.

6. No se instalen.

7. Sean limpios y libres, con la libertad y la limpieza que da el Espíritu Santo, como el agua y como el viento.

8. No se cuiden de tener reglas y de hacer construcciones.

La regla que tienen es el Evangelio y la construcción que tienen es mi Iglesia.

9. Cuídense de ser vírgenes en lo individual y, en mantener un clima de virginidad, en lo comunitario.

10. La simplicidad virginal se ha perdido en mi Iglesia. El quehacerismo y el cientifismo han ahogado la virginidad y la han restado importancia e interés.

11. Yo quiero una Iglesia virgen, como María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

12. Para devolverle su frescura virginal a mi Iglesia he pensado y creado la Espiritualidad trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los hijos de la Hija de Dios.

13. Para integrar ejemplarmente la Espiritualidad trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los hijos de la Hija de Dios los he elegido y escogido a ustedes y muchos que llegarán a ser tan numerosos como las arenas del desierto y como las aguas del mar.

14. La misión de ustedes es ser vírgenes.

15. Sean vírgenes.

16. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

17. Anonádense, sean humildes, sean limpios de corazón.

18. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

Spanish