Lección No 192 Requisitos para integrar las células de climatización

Leccion Numero: 

192

Lección

Nº 192

Requisitos para integrar las células trinitarias de climatización

    1. El primer requisito o elemento esencial para ser miembro o integrante de la Orden Trinitaria de los esclavos de la Esclava de Dios; es pertenecer, como integrante individual, a las células trinitarias de climatización o ambientación.
    2. No se puede ser miembro o integrante de una célula climática trinitaria de climatización o ambientación, sin decisión de ser virgen. Esto es: de ser limpio de todos lo contrarios de Dios y libre de todas las ataduras que impiden el avance a Dios.
    3. La virginidad, por tanto, es condición indispensable, sine qua non, para integrar las células climáticas trinitarias o trinitarias de climatización o ambientación.
    4. Sin limpieza y libertad no se recibe y consecuencialmente, no se vive y no se da a Jesucristo, el Salvador resucitado. Jesucristo es Dios, por tanto, sin virginidad total, esto es, sin limpieza y libertad de todos contrarios de Dios y de las ataduras que retienen el avance hacia Dios y en Él, no se recibe a Dios y, consecuencialmente, no se lo vive y se lo da. Pues nadie disfruta y da de aquello que no tiene.
    5. Es requisito esencial, por tanto, para integrar las células trinitarias de climatización o ambientación, que sus integrantes sean afines, dentro de sus respectivos medios, estados y circunstancias, en el sentido o sentimiento común de virginidad, o sea, de limpieza y libertad.
    6. No se entraben buscando otro medio mayor de afinidad que el sentido o sentimiento de virginidad o de limpieza y libertad de todos los contrarios a Dios.
    7. No es solo que sean limpios y libres de todos los contrarios a Dios; sino que tiendan a ser vírgenes o limpios y libres.
    8. Si no se es virgen y si no se tiende a ello, como finalidad prioritaria, en el estado proceso de Cristofinalización, la Cristofinalización, es imposible, por sustracción de materia.
    9. Cuando, en el sujeto, hay tendencia limpia o firme propósito de virginidad o de limpieza y libertad moral, la gracia de Dios opera y el estado proceso de Cristofinalización se da.

10. Sin individuos vírgenes no hay células vírgenes y la Orden no lo es. Es como si los granos de trigo, para la molienda o la cosecha, fuesen o estuviesen vanos o podridos: la harina se da rancia y el pan o la hostia que se logren no cumplen la finalidad que se persigue. La semilla no germina y, por tanto, no hay nuevas plantas y en consecuencia, tampoco hay, nuevas cosechas.

11. La finalidad de esta Orden es renovar la Iglesia verdadera; por la cristianización o recristianización de cada uno de sus fieles. Por tanto, es factor esencial, el sujeto en sí. Si este no mejora, la Iglesia no mejora y la Orden, por tanto y cada célula climática trinitaria, en ella, no cumplen sus finalidades requeridas.

12. Ustedes, en esta nueva, novísima y novedosa Orden, den importancia prioritaria, por tanto, al estado-proceso de virginidad, en el Arte-misterio de ser cristiano.

13. Límpiense de todo lo que no es de Dios; para dejar entrar a Dios en ustedes.

14. Libérense de toda clase de ataduras que les impide avanzar en Dios o hacia Dios.

15. Solo si son limpios y libres, esto es; vírgenes de modo absoluto, pueden recibir, vivir y dar a Dios; porque Jesucristo, el Salvador resucitado, es Dios y, El entra, vive y obra, únicamente en lo que es virgen o limpio y libre.

16. Observen, pues, esto, para integrar las células trinitarias de climatización o ambientación.

a)   Que quienes quieran hacer parte de una célula trinitaria de climatización y por tanto de la Orden Trinitaria de los esclavos de la Esclava de Dios sea virgen, esto es, limpio y libre de todos los contrarios de Dios o que quiera serlo.

b)   En esto, no se juzguen los unos a los otros. Que cada uno lo juzgue y considere en su conciencia. Dios no impone; Dios no exige, pero Dios quiere y Él, todo lo sabe y todo lo conoce, que quienes se deciden y aventuran a esta Orden sean o intenten ser vírgenes, esto es: limpios y libres de todo lo que no es de Dios.

c)    Esfuércense en ser vírgenes, al modo de María Santísima, la Inmaculada Concepción, y siempre Virgen.

d)   El esfuerzo requiere constantes ejercicios de limpieza y libertad morales.

e)   No se desanimen por las caídas y fracasos. Redoblen el esfuerzo. Insistan, resistan y persistan.

f)    Examínense a fondo.

g)   Lávense a fondo en las piscinas naturales de la gracia.

h)   Fíense en Dios.

i)     Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

j)    Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

k)   No gasten tiempo en estudios y esfuerzos insensatos, inútiles e imprudentes al modo de ustedes.

l)     Vivan a profundidad y según Dios.

m) Sean como los niños: crezcan de la debilidad hacia la fuerza; de lo pequeño hacia lo grande; de ustedes hacia Dios con paciencia, insistencia, persistencia y resistencia.

n)   Cuando caigan no se queden caídos.

o)   Ayúdense los unos a los otros a levantarse y a seguir hacia adelante y hacia arriba.

p)   Piensen y recuérdenlo: no caerán una vez. Caerán millones de veces. Esto es: siempre.

q)   Dios no los quiere caídos. Él quiere levantarlos siempre; rescatarlos siempre; redimirlos siempre; esto es: Dios quiere salvarlos.

r)    Lo que Dios quiere, de ustedes, es la voluntad de ser salvados. Esto es: de ser limpios y libres o vírgenes; para que Él entre, viva y obre en ustedes, con ustedes y desde ustedes en orden a la salvación, santidad, y perfección de ustedes o Cristofinalización, por la posesión de Él en ustedes. Pero la posesión y acción de Dios en el hombre no se da sin su voluntad y sin su entrega.

17.La virginidad o el sentimiento de virginidad es el aglutinante en la ambientación o climatización.

18.Cada individuo limpio y libre tiende, de modo natural e instintivo, a la reunión con otros en el mismo estado; por la acción vital y vitalizadora del Espíritu de Dios.

19.No son medios o señales de clasificación y de aglutinación los medios o criterios al estilo humano, lógico y cultural al modo de ustedes; sino al modo de Dios. Y, el único medio o modo de Dios es la limpieza de ustedes.

20.Sean, por tanto, limpios y libres o sea vírgenes.

21.Si son vírgenes las células se forman y Dios entra, vive y obra en ustedes, con ustedes y desde ustedes, según su voluntad, criterio y planes.

22.El secreto, en toda esta aventura, es la limpieza individual, al modo de María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen. Por tanto: sean vírgenes, esto es: limpios de todo lo que es contrario a Dios y libres de toda clase de ataduras que les impida el avance en Dios o hacia Él.

23. Oren, oren, oren...oren siempre. Sean oración.

24. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

Spanish