Lección No. 168 Hagan con brevedad y con prudencia el seminario "María, Señal de Jesucristo".

Leccion Numero: 

168

Lección

No. 168

Hagan con brevedad y con prudencia el Seminario “María, Señal de Jesucristo”.

1.-  Sean breves y sencillos cuando hagan el Seminario “María Señal de Jesucristo”.

2.-  No derrochen palabras como los insensatos.

3.-  No hagan conferencias o discursos altisonantes y largos.

4.-  Den ideas claras y breves.

5.-  No olviden lo que afirman los publicistas:

      “Una imagen es más elocuente que mil palabras.”

6.-  Ustedes son comunicadores de Dios, en el Arte- Misterio de ser cristianos.

7.-  Jesucristo Dios verdadero, es maestro de comunicación.

8.-  Los sermones de Jesucristo, el Salvador, son brevísimas pinceladas verbales, ilustradas  con parábolas e imágenes sencillas, por todos comprensibles.

9.-  Imiten, en todo, el estilo de Jesucristo, el Salvador resucitado.

10.- Quien mejor ha imitado el estilo de Jesucristo, es María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

11.- María es Eco de Dios. Espejo de Dios. Imítenla.

12.- Sus palabras, las que se conocen, son breves, luminosas, elocuentes:

      “¿Cómo será esto?  Yo no conozco varón.”

      “Que en mí se haga según tu palabra. Yo soy la sierva o esclava del Señor.”

      “Por qué nos has hecho esto. Tu padre y yo estuvimos preocupados.”

      “Hijo: no tienen vino. Van a quedar en ridículo.”

      “Haced lo que Él os diga.”

Su discurso más largo es el Magníficat. Pero, en el, cada frase, es un discurso, una orfebrería precisa, elocuente, bella y majestuosa.

       Imítenla.

13.- María, eco y espejo de Dios y, por eso, Madre, Maestra y Modelo para ustedes, fue tan breve, prudente, humilde, valiosa y precisa, en lo de Dios, que sus discursos teológicos, más elocuentes, son clarísimas imágenes carentes de palabras.

En la gran noche, con los ojos llenos de lágrimas y con una bellísima sonrisa entre los labios, extendió sus brazos, a los pastores, con el niño entre las manos.

No dijo nada. Dio simplemente al Salvador en silencio a contemplar en la más perfecta oración contemplativa, unida a San José.

Los pastores entendieron y adoraron.

Así pasó en la cruz y el Salvador, salvó a los hombres con su entrega.

14.- En el Seminario “María Señal de Jesucristo” no se esfuercen, al modo de ustedes, en demostrar las excelencias de María, para enseñar las de Dios.

Den, simplemente los rasgos característicos que cada paso muestra de María.

Ellos, por sí enseñan.

Con brochazos ágiles, firmes, claros,

Presentarán la imagen del modelo, la madre y la maestra que es Ella.

Y, si tal logran el resultado será un estilo nuevo y fresco de como acertar en el arte-misterio de ser cristiano que es el cómo: recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, para la cristofinalización de ustedes y de todos.

15.- Oren, oren, oren…

       Oren siempre.

       Sean Oración.

16.- Oren antes de orar.

      Oren orando.

      Oren después de orar.

17.- Oren antes de hacer el Seminario “María Señal de Jesucristo”.

       Oren al hacer el Seminario.

      Oren después de hacer el Seminario.

18.- Oren, oren, oren…

       Oren siempre.

       Sean Oración.

19.- Imiten a María.

20.- No hablen, vivan.

       Sean vida.

      Sean luz y sal del mundo.

 

Spanish