Lección No 119 Sean espejos limpios.

Leccion Numero: 

119

 

Lección

Nº 119

Sean espejos limpios.

 

1.- Lávense más a fondo.

2.- Sean limpios en ustedes, como María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, el Modelo y la Maestra y Madre que poseen.

3.- María es, por su maternidad, ya lo saben, cabeza visible de Dios en la Iglesia, como Pedro e igual que éste; pero sin sucesión en el tiempo; porque, Ella, como Cristo, permanece viva y presente en el ahora de la Iglesia.

4.- María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, no obstante su maternidad visible y real sin sucesión en el tiempo, dentro de la Iglesia Verdadera, Católica, Apostólica, Romana, obedece irrestrictamente la Jerarquía de Pedro, en la sucesión en el tiempo. Por eso, manda y enseña a obedecer las leyes y ritos de la Iglesia.

A obedecer a los Jerarcas naturales de la Iglesia verdadera, no importa cómo obren, en sí, o quienes sean.

5.- Imiten a María.

Quien a Ella imita y obedece no tiene riesgo de ninguna clase y va seguro hacia Dios, por los medios y normas que El señala.

6.- El objetivo único de María fue y es: Recibir, Vivir y Dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

Que este sea el único objetivo de ustedes a imitación de Ella irán seguros.

7.- Para eso: Oren, oren, oren...
 Límpiense a fondo.
* Sean humildes y mansos de corazón.
* No quieran los primeros puestos.
* No obren y vivan por florear o recompensa.
* Despójense, para ser llenos.
* En la medida en que se nieguen a ustedes, muriendo a sus caprichos, Dios crecerá en ustedes haciendo en ustedes lo que El quiere.
* No interrumpan la oración.
* Ustedes sean oración.
* Sea en ustedes, la oración un estado de vida, como respiran.
* Respiren a Dios.
* Vivan a Dios.
* Para eso oren, oren... oren sin descanso.

8.- Pidan al Padre Celestial, como María Santísima la Inmaculada Concepción y Siempre Virgen, el Espíritu Santo en nombre de Jesucristo, y por amor a El.

9.- Confiésense. Esto es: lávense limpiándose a fondo, en las piscinas naturales de la gracia; en el sacramento de la reconciliación.

10.- Que el sacramento de la reconciliación, para ustedes; en esta nueva orden, como esclavos de la Esclava de Dios por amor sea una vocación y un signo. El signo de capacitación para la gracia.

11.- Solo la limpieza moral los hará libres y santos. Solo, ella, ahondará en ustedes la capacidad de recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

12.- Solo Jesucristo, el Salvador resucitado, les da la plenitud de hijos de Dios, esto es: de resucitados para la vida eterna.

13.- Oren. Oren. Oren.

Sean oración.

 

Spanish