Lección Nº 804 Sean peregrinos, no turistas.

Leccion Numero: 

804

 

Lección

Nº 804

Sean peregrinos, no turistas.

 

1.- Ya les enseñé, en la primera peregrinación, la diferencia entre un peregrino y un turista.  Por eso saben que el peregrino es, como los integrantes de la Sagrada Familia, quien debe ser, por eso, Patrona de las peregrinaciones cristianas: Humilde, ligero, limpio, pacífico, justo, veraz, lleno de amor y, por eso, respetuoso de la vida, la honra y la libertad ajena.

El turista es lo contrario, porque es rico y lleno de poder.

¡Qué difícil es que un rico o lleno, entre al reino de los cielos!; porque no lo necesita, por lo tanto no tiene hambre y sed de él; no porque el Reino de los cielos no esté hecho también para los ricos.

2.- Conscientes de la diferencia entre peregrino y turista, vivan esta peregrinación imitando a Jesús, María y José, quienes, como integrantes de la Sagrada Familia, son los espejos o modelos de los verdaderos peregrinos: vírgenes, humildes, pacíficos, justos, veraces y llenos de amor.

3.- Cada mañana inicien el día, poniéndose en mis manos, en lo individual y en lo colectivo, para que Yo tome las riendas de ustedes y del grupo.

4.- Al caer de la tarde también denme gracias y parte de lo hecho en mi Nombre. Yo lo sé; pero me gusta que lo hagan y mi Madre se complace. Háganlo individualmente y en grupo.

5.- He querido que haya dos sacerdotes para que ellos se mantengan limpios, entre sí, y les faciliten a los laicos la limpieza o virginidad que sean requeridas.

Esta es una gracia muy especial. Después bendeciré la primera Célula Sacerdotal Peregrinante, con la que inauguro y bendigo la cadena universal de las células sacerdotales, que será llamada de "La Confesión de Pedro"; porque ayudará mucho a la perfección y crecimiento de los sacerdotes, mis testigos.

Cuiden mucho esto, los primeros sacerdotes que, por gracia, la están integrando. Sean muy humildes. Aprendan a morir. Para eso es este honor, del cual forman parte muchos otros en el mundo y en la vida eterna. Sobre esto, daré enseñanzas especiales.

6.- Sacerdotes y seglares empiecen a hacer unidad en esta peregrinación, la cual es histórica y privilegiada; por eso registren los nombres de sus integrantes, con muchísimo cuidado y deposítenlos a los pies de Pedro. Hoy los bendeciré.

7.- Sean vírgenes a cada instante.

8.- No sean mojigatos, sino vírgenes.

9.- Hay diferencias entre el mojigato y el virgen. El primero es un farsante, que vive de apariencias; el segundo es un viviente de sus actos.

10.- No hagan actos de piedad por apariencias. Vivan lo que hacen. Esto es.: Dense cada uno, en lo que da. Recuerden que lo que Yo prefiero es el amor y no las apariencias de sacrificios que son rutinas teatrales.

11.- Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

12.- Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes. 

Spanish