Lección Nº 629 La Virgen es reina de los inocentes y mártires

Leccion Numero: 

629

Lección

629

 

La Virgen es Reina de los inocentes y mártires

 

1. En la misteriosa cadena de los inocentes y los mártires, la Santísima Virgen es el primer eslabón. Su inocencia es perfecta y su martirio completo en el propio martirio de su Hijo, el más inocente de los mártires.

2. Por ser la primera entre todos los inocentes y los mártires, es, al mismo tiempo, reina de los inocentes y los mártires, como lo es de todos los mortales.

3. El rey es administrador supremo y por lo mismo dispensador supremo.

4. María Santísima, dada su condición de reina es administradora de todas las gracias y, por lo mismo, dispensadora de todas las gracias.


5. Si los hombres tienen la prudencia de acogerse a los que mandan transitoriamente en sus pueblos y naciones, ¿Por qué no tienen la prudencia de acogerse a la que eternamente administra y dispensa u otorga las Gracias de Dios?

6. Las gracias de Dios son incontables y no hay una sola creatura que no las necesite. Si saben dónde están. ¿Por qué no las buscan en su sitio?

7. No sean torpes. Son sedientos no mueran de sed buscando el agua en los espejismos y no en la fuente que tienen a la vista y al alcance de sus manos.

8. María es la Fuente en la que están presentes todas las gracias de Dios, a partir de Jesucristo, Quien está presente en Ella y Él es el dueño de las Gracias.

9. María Santísima les aconseja cómo recibir las gracias. Su consejo es invariable desde el día en que lo dio a los hombres por primera vez en las bodas de Caná de Galilea:

"Escuchen su Palabra y hagan lo que Él les manda".

10. No hay otro medio para recibir las gracias y aprovecharse de ellas, que el dado en el consejo de la Santísima Virgen. Por eso escúchenla y practiquen su consejo siendo vírgenes y escuchando la Palabra de Dios y practicándola.

11. Como a lo largo de los años ustedes han ensordecido ante la Palabra de Dios, la Santísima Virgen, por gracia de Dios, se les revela con su invariable consejo.

12. No desdeñen la noticia de las apariciones de la Virgen: Ella no llega para hacer teatro, ni para dar consejos nuevos sobre doctrinas nuevas; llega para señalar al Salvador nacido de su vientre y para pedirles que escuchen y practiquen su Palabra, único medio para ser salvados.

13. Si la Virgen se aparece es porque antes, como en las bodas de Caná de Galilea, ha orado a su Hijo, intercediendo por ustedes y, porque Él, escuchando su oración ha concedido el don. ¿Lo entienden?

14. No busquen señales y espejismos en las apariciones de la Santísima Virgen. Ella, repito, no llega para hacer teatro. Busquen al Salvador en Ella y encuéntrense con Él. Si eso hacen se convierten y el mundo y la Iglesia se convierten.

15. María es la Señal de Jesucristo; porque es la primera de los vírgenes, de los inocentes, de los mártires. Donde Ella está, Él está. Si la descubren, a Quien descubren es a Cristo y Cristo es Dios. Encontrar a María es, por tanto, encontrar a Dios; porque, Ella, como Señal, siempre desaparece frente a Dios. ¿Lo entienden?

16. Sean humildes. No busquen a María Santísima por la curiosidad de ver señales; búsquenla pro el deseo de un encuentro personal con Jesucristo, a Quien Ella muestra, como su Señal que es.

17. María es Señal de Jesucristo. Es la Señal segura.

18. Oren, oren, oren...

Oren siempre.
Sean Oración.

19. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

Spanish