Lección 118 Hay que restaurar la Iglesia Verdadera.

Leccion Numero: 

118

 

Lección

Nº 118

Hay que restaurar la Iglesia Verdadera.

 

1.- Sean testimonios vivientes del Resucitado, viviendo como resucitados la Resurrección.

2.- Lleven la Resurrección de Cristo, el Salvador, a niveles personales.

3.- Humíllense, como María y con Espíritu Mariano.

4.- Abran y sensibilicen todos sus sentidos, para ver las grietas, abismos e inmundicias que hoy todo contaminan y destruyen.

5.- Pidan al Padre del cielo, en Mí Nombre, en el Nombre de Cristo, el Salvador Resucitado, que les dé el Espíritu Santo, para que resuciten y sean resurrección.

6.- Ayuden, restauren Mí Iglesia Verdadera, siendo cada uno en sí presencia viviente del Resucitado.

7.- No demuestren con magisteriales actitudes de soberbia, al que es indemostrable.

Muéstrenlo, como María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, con la resurrección individual de ustedes, en todos los instantes, medios, ambientes, circunstancia.

8.- Sean la Resurrección encarnada de Cristo, el Salvador Resucitado.

9.- Griten vivíendo y con sus vidas.

"Cristo ha resucitado? Sí Cristo ha resucitado".

10.- Para esto: oren, oren, oren...

11.- Sean oración.

Sean Resurrección.

12.- El mundo y la Iglesia están enfermos. Hay mucha contaminación.

Hay muerte.

Convénzanse de esto.

13.- No se obtiene descontaminaciones, resurrecciones, cambios salvadores, con llorar, rehusar y condenar. Nada se cambia con palabras, hay que recibir, vivir y dar el remedio verdadero y eficaz.

14.- El remedio eficaz, único y verdadero es Dios. Es cristo, el Salvador resucitado.

15.- Entiéndanlo. Vívanlo. Transmítanlo.

16.- Para eso oren, oren, oren...

17.- Sean oración.

Sean bendición.

 

Spanish